Desde la Fecem indicaron que un nuevo aumento en la luz perjudicaría a empresas locales. Se desconoce la forma de distribución de la subvención otorgada a forestales.

 

Desde la Federación de Cooperativas Eléctricas de Misiones Limitada (Fecem) indicaron la necesidad de una tarifa diferencial para la venta mayorista de electricidad en Misiones.

 


“Estamos pidiendo al Estado provincial que solicite a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) un precio diferencial de la energía para la provincia de Misiones”, sentenció a PRIMERA EDICIÓN, el presidente de la Fecem, Ángel Albino Kuzuka.
 
En este sentido, advirtió que la posibilidad de otro aumento en las boletas de luz perjudicaría sobre todo al sector industrial.
 
“Hay serias dificultades en el pago del servicio por parte de las industrias. Las cooperativas eléctricas siempre trabajan en conjunto con los industriales y se les da facilidades de financiación, el problema es que hay que buscar soluciones de fondo”, destacó Kuzuka.
 
Consultado sobre la subvención de ocho millones de pesos otorgada por el Ejecutivo Provincial para subsidiar la energía del sector forestoindustrial, el titular de la Fecem afirmó que “por el momento no hubo ninguna información oficial sobre su aplicación”.
 
“Falta la reglamentación, sabemos que de ese monto total nos va a tocar una parte a las cooperativas las cuales las trasladarán a las industrias. Pero no tenemos ninguna información de cómo serán los pagos o en qué porcentajes se distribuirá. Entendemos que se destinaría a todos los usuarios de la forestoindustria de la provincia”, aclaró.
 
Remarcó que por lo pronto, se continúa aplicando el cuadro tarifario vigente. 
 
“Actualmente se está aplicando un subsidio para la industria y el comercio otorgado por la Provincia, el cual termina este mes. Es por ello que para los próximos meses se está trabajando en esta nueva subvención pero en esta ocasión solo para las empresas forestales. Es una forma de paliar la situación”, añadió.
 
Preocupación
A todo esto, el presidente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y el Norte de Corrientes (Apicofom), Pedro López Vinader, consideró que lo que se requiere es una tarifa diferencial y “no subvenciones”. 
 
“El Estado nacional es el que aumenta la tarifa de energía, la solución no es subvencionar, se debe ajustar la tarifa de la forestoindustria en otra escala, evitar que no se aumente el 70 por ciento que está previsto, y de esta manera no generar despidos”, precisó López Vinader.
 
Indicó que la crisis en el sector de la forestoindustria persiste y que todavía se registran suspensiones y reducciones de jornadas laborales en varios puntos de la provincia.
 
“El incremento de las tarifas de la luz llegó junto con el aumento en los costos de la materia prima y la mano de obra debido a los aumentos salariales otorgados. Esto sumado a la suba de precios del combustible y los cables que son otros factores que inciden, realmente impacta en forma negativa”, describió Vinader. 
 
Añadió que “hay atrasos en el pago de las boletas de energía a pesar del descuento que se aplica desde el año pasado”.
 
En consecuencia, el titular de Apicofom insistió con el reclamo por un descuento en la venta de energía mayorista para la provincia.
 
“Estamos trabajando de manera conjunta con la Confederación Económica de Misiones (CEM) pidiendo que la energía tenga un valor diferencial para toda la industria, en nuestro caso en el sector forestal, para ser competitivos y mejorar con las cuestiones de la exportación. Tenemos que buscar realmente una solución de fondo a toda esta situación”, enfatizó.
 
Y comentó que si bien la suba del dólar fue positiva para el sector exportador de la provincia, el aumento queda de todas formas fuera de escala “si a su vez suben los precios de la materia prima y la energía eléctrica”.
 
---------------------------------------------
 
Fuente: Primera Edición